Hola, si tienes la curiosidad de conocer mas lugares Homo-Friendly, para follar, flirtear, planear, hacer puntos, o simplemente un lugar donde puedas encontrarte con amigos y conversar o pasar un momento relajadazo...revisa esta pagina

 SEXONLIMA.BLOGSPOT.COM


Puedes agregar mas lugares , puntuar  y comentar cada lugar  para conocer mas acerca de estos.
Date una vuelta por esa pagina, la verdad esta bastante interesante.

 SEXONLIMA.BLOGSPOT.COM



_______________________________________________________
 Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala AQUI
Hace unas dos semanas me fui al Cine Omnia, en realidad aburrido porque no encontraba nada que hacer y tengo que admitir que soy un poco voyerista, me gusta ver a la gente tirando y que me vean a mi haciendo de todo. Bueno, ingrese y como de costumbre busqué un sitio atrás por la esquina más pegada a la pared, donde hay menos luz y procedí a sacar mi miembro y masturbarlo mirando la pelicula, siempre viendo de reojo hacia los lados en caso algún parroquiano se animase a sentarse cerca, invitarlo sacudiéndola y mirandolo directamente. Luego de unos 15 minutos masturbandome y de declinar a unos cuantos travestis, se acercó un pata, gordito maceta, bien puesto, y sin preguntarme nada se arrodilló y empezó a chuparme la verga, yo encantado saqué la mano y me estiré en el asiento mientras que le agarraba la cabeza y lo ayudaba a que se la comiera toda. El mamaba y mamaba, lamia mis huevos y se golpeaba la verga en la cara, se la metia toda a la boca y podia sentir esa arcada que tanto me arrecha cuando ya no pueden metersela más porque les incomoda, eso me pone a mil.... en fin, luego de unos 30 minutos chupandomela, me pregunta "quieres ir a la esquina a metermela?"... yo tengo debilidad por los gorditos pasivos, si son peludos mejor, me gustan porque siento que estoy cogiendome un pata varonil, macho, y eso me arrecha un huevo. Me paré y con la pinga al aire camine hacia la esquina, que estaba relativamente cerca, pero me aseguré que los que estaban a mi alrededor me la pudiesen ver en caso quisiera unirse a la acción. Me pegué a la esquina y lo hice arrodillarse para que me la siguiera mamando, de pie era más fácil ahogarlo con la verga y podia mirarlo directamente a la cara, algo que también me gusta mucho. Luego de unos 10 minutos más mamandomela y de ya tener algunos interesados mirandonos, procedía ponerlo de pie, me puse el poncho y lo volteé, el se lubricó el culo y sin preguntarle se la meti de una sola, el se empezó a quejar pero como no paré, los quejos se volvieron gemidos de placer. Yo trataba de embestirlo con toda mi fuerza, agarrandole los pechos y apretándoselos con fuerza mientras arremetia una y otra vez contra esas nalgotas que resonaban con cada golpeteo de mis huevos. Luego de un rato de estar bombeandolo sin parar, uno de los parroquianos que miraba con tanta arrechura se acercó y me llevó una de las manos a su culo, para empezar a dedearlo mientras le seguia metiendo huevo al gordito. El tipo era un tio de unos 45 años, alto, maceta, con unas nalgas bien carnosas, y ya con el hueco dilatado, meterle los dedos fue muy fácil. Como ya estaba mucho más arrecho, le saqué la verga del culo al osito que tenía y lo hice arrodillarse, quitarme el jebe y seguir mamando verga.. quería ver si el tio se animaba a entrarle a la acción... y como buen mamon lo hizo, se arrodilló y procedió a mamarme los huevos mientras el gordito se devoraba mi pinga y me decia que la queria adentro otra vez. Ni corto ni perezoso, yo queria ese culito otra vez asi que procedi a ponerme un segundo condón y metersela nuevamente, pero esta vez, el tio se encargó de mamarlo mientras yo me lo cogia. El gordito gimoteaba riquisimo durante todo este proceso y la gente miraba y miraba con unas ganas que me volvian loco. Luego de unos minutos asi no pude más y lo obligue a arrodillarse otra vez, me saque el condón y me la empecé a correr, mientras ellos me chupaban la verga por ambos lados. Cuando ya no pude más e iba a botar el primer chorro de leche, el osito puso la boquita y me dejó llenarsela toditita para luego seguirmela mamando con la boca llena de semen, compartiéndolo con el tio.... Ha sido una de mis mejoers experiencias en el cine. _______________________________________________________ Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala AQUI



Habia pasado bastante tiempo desde que cerraron el cine Tupac, en comas, asi que gracias al dato de otra persona, encontre un hueco donde tambien habian encuentros del tercer tipo.

 De eso ya, cuatro años atras, ...asi que intentando recordar aquellos huecos, regresé, aproximadamente entre Mayo y Junio , ya que el centro de Lima ya me parecia demasiado saturado.

 Llegue un sabado aproximadamante a las 6 o 7 de la noche, pague mi entrada ( 5 lucas) e ingrese a la sala, donde pasarian peliculas porno hetero. Solo habian tres filas de asientos , y en  cada fila tres sillas, es decir, 9 o 10 en total, lo suficiente para no ser un lugar demasiado numeroso.
 Y bueno, habian cuatro o cinco parroquianos, .... todos ellos concentrados en la pelicula, pero, quien llamaba peculiarmente mi atencion fue aquel muchacho, a primera vista de apariencia algo voluminosa, ya que llevaba una casaca algo gruesa, y no era para menos pues el clima estaba bastante frio, llevaba un pantalon jean algo ancho, cabello bastante corto, y la mirada concentrada en el celular, ...tipica mania de casi todos los adolescentes y gente joven en esta epoca.

 Él casi ni miraba la pelicula, solo veia su celular,  o tenia las manos metidas en los bolsillos de la casaca.
 En cierto momento yme dirijí  al baño, y antes de cruzar la puerta para salir de la sala, noté como su mirada me seguía, es ahi donde yo tambien le dirijo la  mirada y...me detengo un par de segundos... lo observo fijamente,  y continúo.

 Cuanod regresé del baño, el ya no estaba, ...habia salido de la sala hacia el pasadizo de ingreso, por donde todo el mundo entra y sale, y suelen pararse para fumar cigarros o simplemente para despejarse de tanto porno en la sala, o para husmear a los parroquianos que estan en las cabinas personales pajeandose viendo videos porno.
 Y bueno,  entre a la sala , y al cabo de unos segundos el ingresa tambien ..., cruzamos miradas por momentos, asi que volvi a salir , esta vez al pasadizo, y el salio tambien como buscando hacia donde me habia dirijido, y bueno, es ahi, donde ya me di ceunta que estaba detras mio, asi que sabiendo que me estaba observando, regresé otra vez al baño, dejando la puerta semiabierta, detalle que éll aprovecho para ingresar detras mio, y es ahi donde comienza la historia, pues desde ese momento comenzamos a darle rienda suelta a nuestro sexo, inicialmente se paro detras mio (yo dandole la espalda pues estaba orinando) Me pregunto cual era mi opcion, y me dijo cual era la suya, al parecer eramos compatibles de cierto modo, asi que comenzamos a jugar.
 Sin mentir, asumo que habremos pasado dentro de ese baño aproximadamente cerca de 30 a 45min, el muchacho, aun con sus 23 años ( tierno para mi) se desenvolvía bastante bien en cuanto a sexo se refiere.
 Es tipico que estos muchachos no les guste los besos, para ellos, siendo dis que caletas, por respeto a sus flacas no humectan sus labios con los de otros hombres, .... pero, tanto va el cántaro al agua que permitió solo instantes después, tras un roce sutil de mis labios junto a sus mejillas y dirijiendome lentamente hacia sus labios...comenzamos a besarnos, e introducir nuestras lenguas , cosa que el muchacho conoce muy bien porque sus besos eran bastante apasionados.

 Hasta ese momento no le habia preguntado su nombre, y la verdad no me interesaba  mucho; en lo que mas estuve ocupado era en recorrer cada centímetro de su cuerpo, ya q para su edad, su cuerpo estaba en todo su esplendor, sus músculos tonificados, sus pechos bien puestos, su torso marcado, sus piernas duras y gruesas, y .... la parte que mas me gusta estaba muy bien definida : sus nalgas !

Yo bese y pase mi lengua por cada una de esas partes, sumado aun con el perfume que llevaba encima.... yo estaba en la gloria....el dejó que besara todo su cuerpo, pidió que le hiciera un felatio, y accedí,  pues con ese monumento de muchacho no me quedaba otra cosa mas que aceptar cada una de sus peticiones.

  Luego de eso me pidió que me volteara, pues deseaba penetrarme, previamente humectar mi ano haciendome un beso negro,  y la verdad que lo hacia muy bien, yo sentia como su lengua se movía dentro de mi ano. y era sensacional.

 Estuvimos a punto de comenzar con la penetracion y....se acerco el muchacho de recepcion pues estabamos ya demasiado tiempo en el baño, ya habian transcurrido cerca de 30 a 45 minutos, Amablemente nos pidio que salieramos del baño y que si deseabamos podiamos alquilar una cabina, que para eso eran... y dejar el baño para que los demas pudieran acceder a este.

 En fin, dejamos el acto en ese momento, ....y 20 minutos despues volvimos a entrar y esta vez para terminar lo que habiamos comenzado, ... jadeos van, jadeos vienen,  y finalmente expulso toda su masculinidad.

 Ya terminada la faena , el muchacho me pide mi numero de celular, el cual le dí, guardándolo yo mismo en su celular. Cuando yo le pedi su numero, se nego a darmelo, me dijo que me llamaría....cosa que me soprendio pues asumi que me lo daria sin objeciones. Pero bueno, en ese momento lo pase por alto..

Y asi, ... durante mas de dos meses contiguos, cada sabado, recibia una llamada alrededor de las 4 de la tarde, de este muchacho, para vernos por la noche.

 Teniamos nuestros encuentros sexuales, yo siempre intentando ir un poco mas alla, pues me encanta "voltear" a un activo, me resulta muy exitante, ya sea para que me haga una mamada, o haciendo que se ponga de espaldas hacia mi, para que  mi miembro frote sus perfectas nalgas, y hasta llegar a introducir mis dedos en su ano super cerrado...

Al principio este muchacho se negaba rotundamente a que intentara siquiera meter mis dedos en su ano, pero transcurrido el tiempo ..... desistio; y mis dedos......( y digo "mis dedos" ) pudieron perforar ese ano delicioso, y digo delicioso porque mi lengua tambien saboreó ese orificio, impecable, redondito, duro, ....
no tenia el cuerpo de un Adonis, pero a sus 23 , como ya lo dije, tenia el cuerpo muy bien tonificado.
 En el ultimo encuentro sobre una Kingsize, el muchacho empleó todos sus conocimientos posibles en cuanto al sexo, me puso en todas las poses habidas y por haber, tanto asi que termine con una contractura en el cuello. jajaja
 Lo mas sorprendente, o mejor dicho para mi lo mas excitante,, fue cuando quize  ver la hora , el estaba echado sobre la cama y yo tuve que arrodillarme casi encima de el para poder ver la hora en mi celular, ....aproveche ese momento para poner exactamente mi miembro a la altura de su boca, ....y entre broma y broma, le mencione que mi muñeco estaria muy contento si recibia un felatio de esa boca deliciosa.
 El muchacho algo serio me preguntó : ¿ en serio quieres que te la chupe? y yo obviamente solo atine a decir "......solo si tu lo deseas "
 Comenzó a chuparme la pinga, de una forma bastante sutil, suave, algo inexperto en la materia ....y yo desafortunadamente soy algo arrecho cuando me la succionan, a quien no le gusta llegar si es posible hasta lo mas profundo de su garganta, pero tuve que ser tolerante, .... el muchacho no lo hacia nada mal... luego de eso le puse mis bolas sobre su cara....y le sugeri que pasara la lengua sobre mis bolas, y no se negó...asi que ..todo estaba bien.
 Despues de eso me dijo "... ahora que ya hize lo que te gusta, volteate, porque te voy a dar duro", y asi fue, el muchacho me puso piernas al hombro, de costado, me sente sobre el, estuve de rodillas, estuve al borde de la cama, .... hizo casi todo...

 Luego de este ultimo acto sexual, el ultimo despues de casi 2 meses de haberlo conocido, le volvi a pedir su numero, pues asumi que estaria mas acequible, pero aun se negaba a darmelo.

Desafortunadamente el hecho de que no quiera darme su numero de celular me cambio el ánimo, soy bastante orgulloso y no me gusta el rechazo, y esa actitud  me llego al pincho.

Asi que le sugeri con toda la amabilidad posible, que si no iba a darme el numero , pues entonces mejor q eliminara mi numero de su celular, cogi su celular, borre mi numero de su agenda, y le mencione que... esa iba a ser nuestra ultima noche de sexo, que esa actitud de chibolo hijito de mama no me vacila.

 Teníamos buen sexo, pero no me gusta ser ignorado de esa manera.

Asumo que aun seguira bajando los sabados al mismo lugar donde lo conoci, .....


 - ¿ Has tenido tú experiencias con  muchachos de cono? -

_______________________________________________________
 Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala
AQUI



Hola, solo quería comentarles que extraño a el Cine Urdaneta, las escenas en los asientos era lo mejor les digo que lo disfrute como nunca, lástima que de todas las veces que fui solo 3 veces vi mujeres se podían diferenciar de los transfor y por el acompañante también, era para no sentirme sola ya saben por lo de la solidaridad femenina, la oscuridad del cine, su invitación a lo prohibido, el ambiente lleno de hombres y todos iban a lo mismo, ha claro con temor que eso hacía que se me acelerara el corazón, miren a mis 39 años siento que he explorado mucho la sexualidad, pero si tuviera que entrar de nuevo a un cine porno de igual manera tuviera la misma sensación temeraria que sientes cuando casi llegas a la entrada, el corazón se acelera, los momentos en que estas en la taquilla parecieran interminables y cuando entras esa oscuridad que de repente te ciega, la pantalla que por instantes permite ver tenuemente el ambiente rico y lujurioso del local, todo lo que eso produce a veces es inexplicable, todavía me gusta ser exhibicionista por lo que procuro conservar mi cuerpo, mucho gym y cero excesos, eso hacía que cada vez iba al Urdaneta las miradas estaban cerca de mí y mi pareja, un hombre con una mentalidad muy abierta, el mismo a veces me dice ponte esto o aquello que te hace ver provocativa cuando salgo a la calle y en la noche cuando regreso del trabajo y hacemos el amor o me está mamando la cuca me pregunta cómo me fue?, que cosas ricas me dijeron?, si me excito algo?, si me morbociaron? Si me provoco tocarme la cuca por lo que me dijeron?, si hubo algún roce de manos o guevos inesperados? en que sitios? si había gente? Etc. 

Me gusta mucho cada vez que salgo en licras, siempre con una franela o blusa que tape un poco pero que deje ver lo que a los hombres les interesa, me encanta cuando se marca la vagina sobre la ropa interior, por eso siempre trato de tener mi cuca bien depilada, porque sé que esa raja marcada causa estragos en los hombres sobre todo si mi culo y mis caderas estiran lo suficiente la ropa, los hombres inmediatamente clavan la mirada fijamente, me encanta cuando intentan disimular y sus gestos en la calle me hacen sentir una mujer deseada, me excita mucho cuando voltean a ver mi culo, nalgas bien formadas modestia aparte con un poquito de celulitis por supuesto jajajajajajajaja claro la edad y los años no pasan en vano.


He tenido muchas experiencias ricas, excitantes en muchos lugares, momentos muy ricos en el metro, camionetas de pasajeros, en el trabajo, en el gym, algunos al aire libre la playa, algún parque sobre todo en el avila, pero esta es muy especial.


Sin embargo cuando iba al cine siempre use pantalones solo una vez fui en falda, pensé que iba a ser más cómodo pero entre en pánico había muchas expectativas y eso me puso muy nerviosa y no logre disfrutar lo que esperaba, pero al final de cuentas logre ver muchos penes algunos grandes largos más de 20 cms y otros gruesos muy gruesos, que sentía que me invitaban a masturbarme, varias veces lo hice pero pocas con hombres al lado distintos a mi pareja, me encantaba ver como se masturbaban viéndome la cuca yo hacía movimientos leves de abrir y cerrar mis piernas de manera disimulada y de vez en cuando me tocaba la cuca de manera sutil cuando todo se ponía muy rico, pero verdaderamente todo era fascinante, también cuando veía que un hombre tenía sexo oral con un gay o cuando simplemente lo hacían viendo la película, ha que por cierto eran pocos, me percataba que más bien se masturbaban viendo a su alrededor como si esperaran una oportunidad, particularmente siempre buscaba la forma de ver los penes, trataba de captar cualquier movimiento extraño que sugiriera algún tipo de masturbación y de repente cuando acertaba y lograba observar ya sea porque estaban en la misma fila o delante de mí, waooooo! Que rico! Que emocionante! Se veía lo grande, gruesos y brillantes que se ponen después de la lubricación y ese instante mágico de ver cuando el pene va creciendo y se va poniendo muy grueso sus venas sobresaltadas y después ver ese semen blanco amarillento o a veces algo transparente en la punta del guevo , pero es la explosión cuando acaban que es lo que me encanta , me gusta pensar que es provocado por mí, que desean mi culo, mi vagina, mis tetas, mis piernas, imagino que ese chorro de leche hirviendo es dentro de mí, que me llenan la vagina con ese líquido espeso que algunas veces parecen como gránulos de gelatina de lo espeso que es, que acaban en mi boca, aunque tragarlo a veces es amargo, también siempre quise ver lo que pasaba en el baño de hombres porque el de mujeres estaba cerrado solo logre verlo abierto un par de veces y no me atrevía a entrar sola, sin embargo en el de masculinos siempre había mucho movimiento de entradas y salidas de muchos hombres, gay y transfor frecuentemente, eso me excitaba mucho, imaginarme lo que sucedía idílico, imaginaba que podía entrar y cumplir fantasías, que podían hacer cola para cogerme que podía escoger los guevos más ricos, duros y grandes para que me penetraran doble y dejar los más pequeños para mamarlos mientras que los otros me cogían, pensaba que si me descubrían espiando me podían secuestrar y me iban a meter a la fuerza en unos de cuartuchos horribles hediondos a orine y me iban a poner a mamar y llevar guevo incansablemente, hasta una vez pensé en disfrazarme de hombre para entrar quería saciar esa curiosidad que para una mujer es prohibido, ha también pensé en hacerlo por si algún conocido me veía por casualidad, mi esposo me contaba que el baño no era nada agradable más bien sucio y tenía mal olor pero creo que por las expectativas de estar allí y ver la acción podría tal vez soportar cualquier cosa, realmente la emoción de verlo estoy segura sobrepasaba mucho esa realidad, por razones obvias nunca logre entrar.


Pero logre ver de todo, hombres de todo tipo, bien parecidos y otros no tanto, de todas las edades, con traje, bueno no sé, parecían vendedores o abogados, pavitos, muchos obreros con su vianda, una de esas veces que fui por cierto creo que si no me equivoco fue entre las primeras, tal vez la tercera sentía un cosquilleo terrible, tenía mucha emoción, tenía el presentimiento que esta vez sí podía pasar algo más que solo ver, entramos mi pareja y yo y nos sentamos más o menos por la mitad del cine detrás de nosotros no había nadie, empecé a ver la película pero no podía concentrarme y disimuladamente veía de reojo a mi alrededor, nadie en nuestra fila, pero como a los 5 min sentí que alguien se sentó detrás de nosotros y un hombre que estaba en la parte inferior de la sala que subía y al parecer se retiraba pero cuando nos vio repentinamente giro y también se ubicó detrás de nosotros, al rato sentí como un movimiento acompañado de un esfuerzo, no quise voltear inmediatamente si no que disimuladamente le dije a mi pareja al oído que si quería se masturbara y aproveche y voltee a ver y era un hombre sentado detrás de nosotros el otro que había girado estaba sentado dos asientos más retirado pero con clara visión hacia la nosotros, para mi sorpresa era muy joven tal vez 18 o 20 años y estaba muy excitado acariciando su pene que era inmenso me encanto a primera vista, después a cada instante volteaba a verlo y él me veía seductoramente dándose cada vez más duro, se lo pelaba completo y veía su gran tamaño, tenía algo ya de semen lubricante alrededor de la cabeza del guevo, eso me puso la cuca muy aguada, atacada de nervios por lo que estaba viviendo, le comente a mi esposo que me iba a masturbar que no aguantaba, pero que lo quería masturbar a él también, que estuviera pendiente, me desabotone el pantalón y baje el cierre, me empecé a tocar pero al rato me di cuenta que no era suficiente, que el pantalón me quedaba muy ajustado y era muy incómodo, así que como pude lo baje un poco más hasta llegar a mis muslos tratando de tapar un poco con mi camisa y me empecé a masturbar de nuevo y a él también, pero siempre cada vez que podía repetidamente miraba hacia atrás, no podía dejar de ver ese guevo inmenso tan rico detrás de mí quería compartir mi flujo vaginal con el semen de ese extraño, luego baje mi cabeza y empecé a darle sexo oral a mi marido, mamarle el guevo allí a mi marido fue fascinante, pero sinceramente también quería compartir mi deseo de excitación con aquel hombre que estaba sentado detrás de nosotros, verdaderamente estaba muy excitada, como a los 5 min de mucho nervio mi pareja acabo y yo seguía masturbándome necesitaba un poco de ayuda y volteé y le dije al hombre que estaba detrás de nosotros que se pasara al asiento que estaba a mi lado, vi que le costó subirse el cierre debido al guevo tan inmenso que tenía y cuando se levantó se le notaba un bulto muy rico no creía que iba a tener ese guevo inmenso durísimo en mi boca, mi cuca temblaba de emoción, inmediatamente después de ese movimiento ya habían casi como 10 hombres detrás de nosotros algo disgregados, unos al final de la fila, otros en la parte de atrás y uno solo en la parte delantera que volteaba sin cesar constantemente, el joven se sentó a mi lado e instintivamente me empezó a mirar las piernas y mi cuca, me dijo tienes una cuca divina se ve bien grande, tu culo riquísimo me encanto cuando lo vi, tienes unas piernas muy gruesas, me gustaste desde que te vi entrar y no aguante y me senté detrás de ti, te quiero meter el guevo aquí mismo, ven siéntate sobre mí para que pruebes tu guevo grueso que ya está a punto de acabar! y siguió masturbándose divino, a mí no me faltaban ganas para que lo hiciera se veía tan rico, pero mi mente todavía tenía algo de control sobre mí, mi pareja me dijo al oído, deja que yo te masturbo mientras que tú ves y me empezó a masturbar y yo viendo al otro hombre a mi lado, que se daba tan rico en su guevo tan grueso, tenía tanta energía que no aguante y me arme de valor, poco a poco lo empecé a tocar con mi mano derecha, primero fueron roces leves en sus piernas, pero fui subiendo poco a poco hasta que empecé a tocar su mano y el cuerpo cavernoso de su guevo grueso hasta que sentí esa cabeza tan dura, gorda, esponjosa tan rica y lubricada, por lo que lo tome por completo y lo empecé a masturbar divino, mientras que lo hacía sentía movimientos absorbentes dentro de mi cuca y mi marido concentrado en masturbarme, la cuca me latía tanto que ya era una piscina llena de flujo, sentía como mi clítoris se ponía inmenso, los pezones de mis tetas parados durísimos, quería que alguien me los mamara, necesitaba ese guevo desesperadamente dentro de mí, pensé porque que no podía ser sencillo aunque sea rozarlo por mi cuca, pegar esa cabeza rica de mi clítoris y lubricarlo más con esas gotas trasparentes de semen que le salían a ese guevo tan rico, pensaba porque no podía sentarme sobre él y aunque sea pasar ese guevo varias veces por toda la rajita de mi cuca hasta acabar divino, estaba loca por sentirlo, por probarlo, pero la realidad sencillamente era otra, así que muy nerviosa y acelerada empecé a darle más duro presentía que no tenía mucho tiempo que algo podía ocurrir y le dije a mi marido dale papi no pares méteme los dedos amor disfrútame cielo y yo masturbando al tipo.


Como a los 3 min ya sentía que aquel hombre tenía ganas de acabar, su guevo temblaba en mi mano, podía ver su rostro por el resplandor de la película, también podía sentir su fuerte respiración, sus ojos se volteaban y se cerraban solos de placer, empujaba muy duro su guevo contra mi mano y apretaba sus manos muy fuertes contra el asiento, cuando de repente sentí unos quejidos de placer y salió disparado ese rio caliente de semen en mi mano y algunos salpicones en mi pantalón, deseaba mamarlo pero me dio miedo, en eso el tipo cuando su guevo dejo de temblar en mi mano y ya algo débil intento tocarme, estaba llena de placer y muy pero muy excitada, cuando sentí sus manos gruesas en mis piernas, sentí que el mundo se me venía encima, que tenía que controlarme, pero el tipo en un movimiento inesperado me empezó a besar la oreja y el oído verdaderamente no pude aguantar me estaba volviendo loca y así que en que abrí un poco más mis piernas para que el también pudiera llegar con sus manos hasta mi cuca, estaba deseosa de sentir otra mano masculina, quería esos dedos masajeándome la cuca por dentro que ya estaba bien lubricada, pero mi marido continuaba metiéndome los dedos en la vagina repetidamente una y otra vez, pero se dio cuenta de las intenciones del tipo y para no quedarse atrás de repente bajo su boca hasta mi cuca, sentí un calor increíble, la humedad de su boca, la suavidad de sus labios y la dureza de su lengua, me hicieron vibrar de placer, solo fueron necesarios unos pocos segundos dentro de mí, su lengua dura entro hasta el fondo de mi cuca tocando todas las paredes de mi vagina y su boca me dio unos cuantos chupones ricos en mis labios vaginales que hicieron que mi clítoris se pusiera a reventar y yo quería acompañar tan grande intensidad sexual estirando mi mano para agarrarle de nuevo el guevo lleno de leche al tipo y metérmelo a la boca para mamarlo rico y tragar el poco de leche que le quedaba, pero sinceramente no me dio tiempo, no pude alcanzar hacerlo, porque esos instantes ricos de mamarme esa cuca en público fueron tan excitantes y más que suficientes para que mi cuerpo ya no diera más, no aguantara, se estremeciera y cediera, ya estaba a punto de acabar y comencé a tener movimientos incontrolables y gemidos no muy fuertes para no llamar la atención, yo misma me tapaba la boca con la mano izquierda para no gritar, mientras sentía en mi mano derecha la suavidad carnosa de ese pene gruesísimo y ya algo relajado del otro hombre que en el éxtasis me incitaba de nuevo a volverlo a masturbar y además de impulsar mi cadera apretando mis nalgas hacia arriba para darle fuerza a mi cuca y pegarla más contra la boca y la lengua de mi marido, de repente sentía que llegaba esa explosión, ese cosquilleo agitando todo mi cuerpo, que pronto se convirtió en un impulso eléctrico repetitivo paralizante desde mis rodillas pasando por todas mis piernas hasta mi llegar a mi cuca que temblaba con fuertes contracciones electrizantes, sentía que me ahogaba que me hacía falta oxígeno y como pude tuve que empujar la cabeza de mi marido, para que su lengua y boca no tocaran más mi cuca, cuando logre quitar sus labios de mi cuca y a pesar del descontrol pude ver lo húmeda y brillante que estaba su boca y su cara sonriente me indicio que todo le gustaba y le parecía rico, eso me encanto me lleno mucho de satisfacción, mi clítoris estaba duro y paradísimo, ya muy sensible, rojo de tanto dedo, lengua y labios, le dije que ya basta y cerré mis piernas pero mi cuerpo seguía experimentando esa sensación rica, ya temblando y sin fuerzas continúe unos instantes más en esa condición, acabe como nunca antes, se me olvido todo a mi alrededor hasta que estaba en público, las contracciones que había sentido fueron únicas sobretodo porque estaba en ese lugar tan inusual, no quería que nadie me tocara, quede como desmayada, prácticamente inconsciente, verdaderamente muy aturdida, cuando recobre más o menos de nuevo la mirada que la tenía muy ida de placer y volteé a mi alrededor había cualquier cantidad de hombres mirándome, algunos casi que sus ojos me hablaban para esperar su turno mientras había otros limpiándose ya acabados y otros con lo guevos todavía en las manos goteando leche y sacudiéndolos, fue un instante inolvidable quería mamar guevo como loca pero ni modo ya había acabado y se me estaba bajando la intensidad.


Sin embargo mi corazón todavía seguía acelerado así que me tranquilice por unos minutos, sentía que mi cuca estaba viscosamente saturada de flujo y saliva que se habían rodado inevitablemente hasta llegar a mi culo y empaparlo en lubricación rica ya estaba listo para una penetración riquísima, pero ni siquiera tuve la idea de llevarme un vibrador, pero también pensé que no se me había ocurrido si iba haber tantos guevos en ese sitio, pero bueno lamentablemente eso en esa oportunidad nunca ocurrió pero hubiese sido maravilloso, también sentía la humedad en el asiento y mi mano todavía llena de leche de aquel hombre, que me limpie con el asiento y mi pantalón, que por cierto era un jean azul claro y se empezó a notar mucho esa humedad en mis muslos y entrepiernas, pero ni modo no tenía con que limpiarme, luego decidí subirme el hilo que me quedaba ajustado pero estaba tan agotada que me costó muchísimo subirme de nuevo el pantalón que lo había bajado producto de la excitación un poco más de los muslos casi hasta mis rodillas y no me quedo otra si no que levantarme un poco para que pudiera subir completo el pantalón, pero en el instante que me levante evidentemente tuve que mostrarle el culo a los hombres que estaban detrás de mí y al que estaba adelante le tuve que mostrar completamente mi cuca fue rápido pero sentí muchos chasquidos como de chuparse los labios que hacían los hombres y me dijeron algunas cosas muy ricas cuando me vieron pero no había tiempo para prestarle atención, ya posteriormente ubicada en el asiento y algo exhausta por el esfuerzo acomodarme la ropa estaba sudando y tenía mucho calor, así que sin tener ningún tipo de conversación con ese hombre que había masturbado, le dije a mi marido que nos fuéramos y así lo hicimos, pero cuando iba subiendo por la sala tomada del brazo de él, veía a muchos hombres masturbándose recostados en las butacas de todas las filas, que me seguían con la mirada, me mostraban deliberadamente sus guevos paradísimos, mi marido miro hacia atrás y yo siempre con la mirada hacia delante y pude observar ciertos reacomodos y movimientos en la sala, el cine lo sentía caliente me daba la impresión de que hacía falta aire, un hombre sentado casi en las últimas filas con la camisa abierta hasta el pecho, con el guevo entre las manos que se inclinaba sobre el asiento, me lo mostraba, tenía el guevo muy prensado y fibroso y repetidamente lo empujaba hacia mí como para que yo lo viera y lo agarrara, me gustó mucho, pero también me gusto lo que me dijo “tienes una cuca riquísima ese pantalón te queda divino y lo tienes manchado de leche me excita mucho, no lo laves para que te acuerdes y regreses!” fue el único hombre que pronunció una frase completa, nunca más he podido olvidar esa expresión, ya al final de la sala era necesario empujar la puerta para poder salir y había un grupo pequeño de hombres tal vez 3 o 4 no me fije bien, seguramente observando un sitio caliente donde ubicarse y hablando entre sí, pero al ver que nos acercábamos captamos su atención y su postura cambio rápidamente para vernos, se separaron para darnos paso, sentía sus miradas sobre mi cuerpo, de repente la tensión se apodero de mí, caí en la realidad y más bien sentí algo de vergüenza por eso disimule para que no me vieran el rostro no me quería imaginar que fuesen conocidos y baje un poco la cabeza y me tape de lado el rostro con el cabello, mi marido salió primero tomándome de la mano y seguidamente lo hice yo, sentí respiraciones cerca de mi oído, algún roce muy leve por mis glúteos y algún comentario que no escuche bien, pero seguramente insignificante, pero me dio la idea de sé que podía estar allí donde estaban esos hombres parados y observar sin necesidad de estar dentro del público, pero agradablemente me fije que era también era el sitio más oscuro del cine así que podía pasar cualquier cosa desde una masturbación pausada, una mamada de cuca rica o hasta una penetración rápida disimulada para satisfacer mi cuca deseosa mi culo apretado.


Después que salimos ya eso como casi a las 7:00 pm, ya algo oscuro, empecemos a subir la cuadra, había algo de tráfico que me encandilaban con las luces y hacia que se me notaran más las manchas de humedad en mi pantalón y aparte unos pocos transeúntes, poco a poco sentí que estaba regresando a la realidad cotidiana, hasta me sentí extraña, me parecía que el cine era mi lugar, tan divino, tan mágico, no podía negar que tenía una sensación de sentimientos encontrados quería irme por la hora, pero también quería ver un rato más, para mí el poco tiempo que estuve sentí cierta comodidad, pero ya estaba afuera así que pudo más la conciencia y empezamos a retíranos pensé que ese espectacular momento había terminado, pero de repente mi marido se da cuenta que había un hombre que disimuladamente nos seguía, hasta que nos paramos cerca de la esquina superior de la cuadra del cine, al lado de un negocio de artefactos eléctricos que estaba cerrado, mientras yo me limpiaba e intentaba secar con la camisa un poco el pantalón, y al hombre no le quedó de otra sino que seguir, me asombro que al tenerlo cerca y logre ver su cara me percate que era hombre mayor, no pensé nada malo, que podía querer con nosotros un hombre de edad?, sin embargo sus movimientos eran algo sigilosos, suaves, discretos, tenía los ojos algo soñolientos, era más bien como del tipo lascivo, su mirada penetrante, algo desalineado, inmediatamente muy cerca de nosotros en plena calle subiendo se agarró el guevo a través del pantalón solo se le vía un bulto, realmente pensé que no podía ser gran cosa y nos hacía señas repetidamente de manera ondulante y de lado a lado con la lengua, eran muy descaradas y cruzo la calle pero no sin dejar de verme, lo que me llamo más la atención a pesar de su edad fue la intensidad de su mirada concentrada en mi cuerpo, no le importó que mi marido estuviera muy cerca de mí, imaginaba que deseaba tocar mis tetas, la entrepiernas , su mirada solo se desviaba para observar las marcas de humedad en mi pantalón y cuando seguimos caminado volteaba y notaba que se había quedado recostado de una columna circular en la calle de en frente y mantenía su visión fijamente en mi culo y no sin dejar de agarrase el guevo medio tapándose con la columna, insistía con su gestualidad depravada invitándome al sexo, me parecía que era extremadamente sádico que no se podía controlar, evidentemente nos había visto dentro del el cine o saliendo de él, me imagino queriendo tanta cuca y buscando placer nos observó hasta que nos perdimos de vista, pero ya en la calle casi llegando a la avenida principal y con tanta cantidad de gente no sentí medio por lo que ocurría, en otras ocasiones me había pasado algo similar también normalmente con gente mayor y solo una vez inesperadamente con un joven vecino como de 15 o 16 años que lo conocía desde que él era muy niño y que tenía toda mi confianza, por esas razones no le di mucha importancia, aparte de que mi mente todavía estaba invadida por los centellazos de la sala, no me podía quitar esas imágenes de la cabeza, mi marido me hablaba sentía que me decía cosas y me comentaba pero realmente no lo escuchaba, estaba hipnotizada, seguía sumergida en ese mundo surreal, divino, la delicia que cualquier mujer podría soñar pero que nadie se atreve a comentar, un espacio ideal para la que desee explorar pueda hacerlo, sin ningún tipo de compromisos, ojala hubiese sido más mixto, lástima que el sitio era un algo público y esta sociedad es muy rígida con eso, pero a pesar de eso ya en ese momento pensaba que teníamos que regresar en otra ocasión por lo impactante que había sido esa ocasión, estoy segura que nadie que no haya ido nunca se podía imaginar tamaño espectáculo de extraños que supera la ciencia ficción.


Así que seguimos caminamos rápidamente y llegamos a la Av. Baralt donde tomamos una camioneta, luego al llegar a la casa fui directo al baño y deje la puerta abierta, tenía el hilo súper mojado lleno de mucho flujo, al tocarme todavía tenía la sensación rica de lo vivido, llame a mi marido le dije que se acercara y sentada le dije que se bajara el pantalón y le di varios besitos ricos y sugirientes en la cabeza del guevo hasta le pase la lengua por la punta del guevo y me quedo un hilito de leche rico pegado de la lengua agradeciéndole por haberme hecho sentir esa sensación tan rica en el cine, en la casa no había otro tema de conversación si no la experiencia en el cine porno, mi marido me pregunto muchas veces que si me había gustado, yo le respondí que sí, pero que era muy osado, tanto así que no recordaba ni si quiera al principio alguna escena de esa película, esa noche no hizo falta ningún estimulante para tener sexo, hice el amor con mi marido como nunca, acabe muchísimas veces, perdí la cuenta, le dije cuando me estaba penetrando que me metiera el dedo duro por el culo, y le contaba que imaginaba mucho al hombre que masturbe, recordé la sensación de sus manos, la textura y el grosor de su guevo, le conté lo suave que se sentía al masturbarlo, que imaginaba o más deseaba sentirlo dentro de mí, también imagine a todos los guevos que vi ese día, las expresiones de deseo y gozo de esos hombres, de repente llegue a pensar que si me agarraban me iban a coger como nunca, imagine la doble penetración con ese guevo tan grueso de ese joven, también mamar muchos guevos de la cantidad de gente que estaban detrás de nosotros, esos hilos de leche corriendo por sus pantalones nunca los he de olvidar, también le dije que me gusto el hombre del guevo fibroso divino con la camisa abierta que por un momento hizo sentirme provocada a tocarme la cuca como señal de aceptación y mostrarle alguna gestualidad de saborearlo, creo que eso lo hubiese sido suficiente estimulación para hacerlo acabar, pero por razones de la naturaleza publica me contuve, sin embargo mi esposo me dijo que lo hubiese hecho que habría sido muy emocionante para ese tipo, lo cierto es que hizo que me sintiera atraída locamente a sentarme sobre él y querer disfrutarlo divinamente, apretar ese guevo templado dentro de mi cuca llena de flujo hasta sacarle la última gota de leche y sentir la sensación divina de mezclar nuestros fluidos después de un orgasmo espectacular, hubiese sido una experiencia extraordinariamente encantadora, hasta pensé en ese viejo ocioso, pervertido, enfermo, sádico que movía esa lengua rico, que nos estaba acosando y no dejaba de verme, ese día le dije a mi marido con mi mente alocada que había llegado hasta punto de imaginarlo mamándome incansablemente la cuca, moviendo esa lengua nerviosa y dentro de mí y a la vez intentando temblorosamente de masturbase, para ver si se le paraba ese guevo que estoy segurísima que precisamente si estaba dentro del cine eso era lo que estaba haciendo pero que no pudo concluir y fue lo que lo impulso a salir del cine detrás de nosotros, queriendo más de lo que había visto, pero luego me sorprendió mucho lo que me dijo mi marido que ese hombre había estado todo el tiempo frente de mí que era el hombre que estaba sentado a delante de nosotros y había visto todo que cuando yo empecé a masturbar al otro hombre se había vuelto como loco y hacia movimientos raros en su butaca, de hecho me dijo que cuando nos levantamos para irnos el hombre deliberadamente se paró en la mitad del pasillo para masturbarse mientras íbamos subiendo por la sala para salir del cine, cuando mi marido me conto eso me excite mucho eso me encanto, si comencé a imaginar que ese hombre mayor, sin mujer, vicioso y depravado, que se masturbaba pensando en mí, queriendo disfrutar de mi cuerpo, mis tetas, mi cuca, mi culo, mis piernas, me imaginaba que tan solo el roce de mis tetas o de mi cuca lubricada con su lengua, lo iba a poner desesperado, estoy segura que ese es el tipo de hombre que podría estar toda la noche mamándome la cuca sin descansar y masturbándose tratando de pararse el guevo como fuese posible y que tal vez ya no da le mas, pero queriendo recordar la sensación rica de su juventud, verdaderamente fue una experiencia única e inolvidable, ese olor a sexo por todas partes, el movimiento de gente buscando sexo a como fuera lugar por todo el cine, las entradas disimuladas de hombres al baño y a la salida imaginaba la gran cantidad de leche desperdiciada que habrían dejado por todas partes, cuantos guevos no habrán mamado en ese lugar, cuanto sexo desesperado, me preguntaba si en tantos años allí si se habrán cogido alguna mujer, creo que sí y yo sin poder ver absolutamente nada, me parecía tan egoísta, tan injusto, tanto desperdicio sexual otros añorando tan solo un poco de ese escenario de placer.  


Por ahora solo me queda en mi memoria recordar todas las veces que fui, siempre fue muy emocionante para mí, aunque la mayoría de las veces no hice nada solo veía lo que ocurría, que ya era demasiado excitante ver el movimiento adentro, la insistencia de los gay y los transfor ofreciendo sexo, los hombres exhibiendo sus cualidades, sus miembros erectos y dispuestos a la espera de cualquier acción esperando por una ardiente que verdaderamente sobran, las pocas veces que vi otras mujeres su pareja las abrazaban y las apretaban fuertemente contra ellos pero estoy segura que ellas sentían la misma sensación que yo, esperando que sus compañeros las liberaran un poco y disfrutar de las bondades extravagantes de ese escenario, que ni el Márquez de Sade a podía imaginar, también vi una que otra escena dantesca, todas las veces que por casualidad ahora he pasado por x circunstancias, con compañeras o compañeros de trabajo siempre hacen comentarios de tipo graciosos del sitio, yo me sonrió pero nunca digo nada de lo vivido, jamás se imaginaran que estuve en ese sitio varias veces, que me provocaba deseos locos, que mi cuca lubricaba nada mas de pensar que iba a ir, que me excitaba con hombres reales de la vida común, nada que ver con los súper buenos de la telenovela, que eran hombres que podían estar en cualquier avenida, en cualquier calle, en cualquier residencia aledaña, que no importa profesión , ni su oficio, estatus social, ni nada por el estilo, ahorrando el falso cortejo y la parranda de mentiras mutuas de los preámbulos, solo y puro instinto animal de satisfacción sexual, el único leguaje que había era de la gestualidad sexual, pero sinceramente no me atrevo a contárselos, mis amigas a veces cuentan experiencias yo solo las escucho, más bien piensan que soy del tipo aburrida, recatada, solo les he contado que tengo en mi casa escondido un consolador, pero no les he dicho en que pienso cuando lo utilizo, la mayoría de las veces que lo hago es para sentir la doble penetración con mi marido, pero mi mente vuela inmediatamente al reflejo de poca luz del Urdaneta, a recorrer con el recuerdo todas esas butacas y la cantidad de hombres divinos encendidos de actividad sexual, esos penes de todo tipo que me podían satisfacer o yo de igual manera con mi cuerpo a ellos, las veces que he pasado sola temprano miro fijamente la entrada y siento todavía unas ganas terribles de masturbarme, la nostalgia del escenario, pensar que en caracas había otros cines pornos a los cuales nunca fui, pero que ya no existen y que tal vez nadie se interese por colocar uno de nuevo, el recuerdo de esperar que algún compañero de trabajo comprara el Diario Meridiano y pedírselo con la excusa de ver el horóscopo y disimuladamente observar las últimas páginas y ver la función que estaban pasando, bueno realmente veía lo rico de la imagen de la publicidad que no tenía nada que ver con la película que estaban pasando, pero a quien le importa eso, era la acción en vivo de la sala lo que importaba y pensar que en la esquina de abajo del Urdaneta hasta hay un hotel de mala muerte que no sé porque a mí se parece mucho al cine, imagino cuantas cosas ricas motivados por la desesperación entre hombres y mujeres salidos del cine habrán ocurridos allí o tal vez entre hombres y gay, una vez le dije a mi marido que si un día me animaba para no perder tiempo entráramos allí para matar las ganas rápido y volver a entrar al cine para encenderme de nuevo, tal vez uno que otro morboso que me gustara y estuviera pendiente de probar mi cuca, eso sí con las precauciones que amerite el caso o simplemente masturbarnos juntos, estoy consciente de que para algunos era un antro y para otras y otros era un paraíso, el refugió del sexo divino. Por ahora me consuela las pornos por internet “Video One”, “DT Video”, etc. He desarrollado un gusto por el Glory Hole que no existe en Venezuela, por los comic pornos sobre todo los de John Persons, el hentai es fascinante, el chat de sexo de terra algo fastidioso pero no encuentro nada mejor, los saunas mixtos que tampoco existen y a mi imaginación he dejado a la búsqueda de otros escenario y otros lugares, porque el cine está cerrado, he tenido otras experiencias muy excitantes, pero nada igual al Cine Urdaneta, El Cine Porno de Caracas.


_______________________________________________________
 Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala
AQUI




Bien, to de nuevo por aca, recuerdan el relato del Policia (el que busca encuentra), pues bien, despues de la faena del cine Grau, el policia y yo seguimos comunicandonos por telefono, y habiamos tenido calientes conversaciones, pero no coincidiamos en encontrarnos, asi que despues de varias llamadas, conicidimos que nos podiamos ver un rato en la avenida wilson, porque estaba de servicio por alli, asi que nos citamos a las 6 :00 pm, en el parque que esta en el cruce de wilson y colom. entonces yo muy puntual acudí a la cita, despues de esperar 30 minutos, decidi retirarme, cuando ya estoy empezando la retirada, logro divisar a mi amigo policia, que descendia de un patrullero, (camioneta para ser mas exacto), bien uniformado, asi que no hago otra que esperar sentadito, hasta que el me ubique, no tardo mucho y nos miramos asi que se acerco, y nos saludaos como grande amigos, con abrazo incluido, bien me dice:
S O: aqui me tienes!!!
Yo: que guapo !!!
luego risas entre los dos,
S.O. sabes mi compañero esta en la camioneta, tengo ronda hasta las 7:00 pm, despues ya estoy libre, te parece si me esperas unos 40 minutos mas!!!
Yo: bueno, pero que le voy hacer, espero ser recompensada!!
S.O. te prometo que me porto bien, ademas por aca hay donde ir, esperame por aca.
Yo Bueno...entonces fui a dar algunas vueltas por alli haciendo la hora, despues de esperar mas de lo debido mi amigo llega, y oh sorpresa seguia uniformado pero ahora con el uniforme que ellos llaman de campaña, asi que me alegro mas la tarde.
S.O. Mira, ya estoy listo, vamos al cuarto de mi promoción que esta en surco, porque por aca no vamos ya que estoy uniformado, mi compañero nos va a jalar en la camioneta, asi que tu eres un amigo que me va ayudar a solucionar un problema como mi lapto, ok?
Yo: Ok!!!
Acto seguido subimos en la camioneta, y despues de 15 minutos estuvimos cerca al depa.
S.O: aqui nomas dejanos, ya nosotros caminamos, gracias, cumpa.
bajamos del carro y seguimos caminando una cuadra y llegamos al lugar,
S.O. este es el cuarto de un promoción, yo le he pedido prestado le he dicho que tengo una flaca, asi que te tienes que portar bien...
Yo.. Ok.
entramos al cuarto, era el tipico cuarto de un soltero, pero este bien ordenadito, cama, closet, zapataos todo en su sitio,...
una vez dentro me comienza a abrazar por atras, y tocarme los pechos, que por mi peso son un poquito grandes, luego me besa el cuello, y yo voleto mirandolo a los ojos y comienzo a desabotonar, y me dice, no me saques nada, dejame asi...
quiero hacerlo con el uniforme puesto, entonces no hice nada mas que arrodillarme y sacarle lo mas rico que ya habia comido antes, el alli parado en medio de la habitación yo alli arrodillada en medio comiendome ese gran pedazo.. despues me pidio que sacara la ropa, y obedeci como toda una puta, me coloco arrodillada en medio de la habitacion y el solo atino a metermela completita, y me decia: asi mas despacio, gime despacio, que ricooo, ese culito...completamente uniformado, me penetraba yo arrodillada y el detras mio, que me bombeaba una y otra vez, despues de unos minuitos, senti como se venia, porque dio un grito esos que se escuchan cuando gritan gol.
Luego que termino, fui al baño y a mi regreso lo encontre desnudo pero con los Boseguis puestos,:
Yo: imagine que ya nos hibamos..
S.O. nooo!!! todavia no nos vamos, quiero que me sigas haciendo gozar!!!
Yo: te quito los zapatos?
S.O. NO!! quiero comerte asiii
luego le comence a mamar el pene y este en cuestion de minutos se puso duro, , esta vez tendimos una frazada en el piso, para que yo me pusiera en perrito, pero con la cabeza en el piso, y mi culo hacia arriba, solo lograba mirar esas botas brillantes, y escuchar como este comando, me hablaba, y me hacia sentir mucho placer, no quiso cambiar de pose, pues se sentia todo un macho encima mio, asi siguio por varios minutos hasta que nuevamente se vino dentro,, que rico sentir ese liquido caliente dentro de mi...la saco y me ordeno sacarle los zapatos, y lavarle el pene dentro del baño yo, ahi sumisa a sus ordenes y ellí frente a mi, sintiendose todo el macho que era.
despues de vestirnos salimso como grandes amigos, para despedirnos con un fuerte abrazo y esperando poder vernos otra vez....


_______________________________________________________
 Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala
AQUI







Resulta que queriendo llegar rapido al centro de Lima, para ir al Cine GRAU, en su reeestreno, subi al Tren Electrico, a las 5 pm, estacion Angamos, para ser exactos, pues bien subi y como que a esa hora no habia mucha gente, asi que en la espera, veo pasar a un Policia, bien vestido, y como me gustan mayor de 45 años, pero este tio, si estaba bien cuidado, paso y se coloco a mi derecha, pues bien, segui, mirandolo como quien no quiere, pero despues segui mirandolo pore ya lo miraba fijamente entre las piernas, estaba RICOOO!!!, llego el tren y espere ver a donde entraba para seguirlo, y eso hice, lo segui y en el tren estaba mas lleno de lo normal a esa hora, el se coloco en la puerta del fondo (frente a la de ingreso), y yo me pare a su costado, entonces lo segui mirando. en la estación de gamarra, la gente ingreso mas, entonces eso hizo que yo me acercarara mas a el, y en el movimiento del tren no me di cuenta que mi mano estaba mas cerca a su entrepierna, asi que si n quererer lo toque, y que rico que senti, prosegui intentando, y no me decia nada, y no hacia el intento de alejarse de mi. asi que no me quedo otra que tocar con confianza, y oh!! sorpresa, el bulto estaba mas grande y duro, en esos segundos que no queria que terminen (llegar ala estacion final), lo toque muy bien y trate de buscarle la puntita, pero llegamos a la estación de Grau, entonces lo miro de frente y se da el sigueinte dialogo Mientras bajabamos las escaleras:

S. O. - A donde vas?
Yo. al cine
S.O. al cine por aca? a ya al del centro civico?
Yo, no al cine GRAU,
S. O. y me vas a dejar asi?
Yo, pues tu diras, vamos al cine¡?
S. O. no pues, estoy con el uniforme,
Yo, pues si se puede si quieres, ademas asi te ves mas ricooo
S.O. lo que pasa es que estoy llendo a comprar una mochila para mi hija, y la verdad no me queda tiempo
Yo, pues vamos yo se donde venden buenas y comodas
S.O. bueno, vamos.
Entonces lo aconpañe a comprar la mochila al centro, y despues de conversar y quedar encontranos, decidio aconpañarme al cine.
ya con la mochila en mano, decidimos ir al cine, me indico, entra tu primero, y me esperas en los servicios, porque supongo que adentro debe estar muy oscuro, asi que mejor en el baño, asi hicimos, pague la entrada y me dirigi a los servicios, paso menos de un minuto y ya lo tenia alli, a un costado mio, orinando, y pude ver en vivio lo que horas atras habia tocado.
Decidimos entrar a la sala, y nos colocamos a un costado. elegimos un lugar semi vacio y os sentamos, y me dijo: el que busca encuentra, asi que mejor lo haces bien.....
Pues comence ha tocar nuevamente y despues lo saque, pues l decidio no mover ni un dedo, dejo que yo le bajara el cierre, y sacara tremenda pieza que poseia, traia puesto una truza color ploma esa que a mi me gustan y tenia muchos beloos en el bientre,comence a comerme esa Pinga, pasarle la puntita por la lenguita y luego introducirmela poco a pcoco, estaba tran exitado que comenzo a acariciarme la cabeza y a decirme cosas como: cometela, pasale la lengua, ahora comete las bolas, y eso m eexitaba mas a mi. asi que lo chupe con tal dedicación que se vino en mi boca, asi que no me quedo otra que tragarme todo eso qiue quedo en mi boca, como todo macho me indico que lo limpie, y le suba el calsoncillo. despues de esperar unos segundos mas me dijo, tienes mi numero llamame en las mañanas, pero no hables como hembra, hablame como hombre, llamame porque quiero ver ese culito que se ve rico.
Se paro y se retiro.
Pues lo llamo y no quedamos todavia encontrarnos, pero cuando esta de guardia y solo nos damos unas conversas, muy delicioas,....

Gay orgy


Habian pasado pocos minutos de haber llegado, subi al segundo piso en busca de aquel muchacho  de 23 años a mi parecer, en short plomo y polo blanco  de piernas gruesas y trasero abultado que vi previamente.
 El estaba sentado en el asiento del lado izquierdo de la ultima fila del bloque central de butacas, en el segundo piso,  ya tenia la bragueta desabrochada y se estaba masturbando, debido a que alguien estaba su lado que tambien le tenia ganas; le estaban mordiendo las orejas y pajeandose mutuamente entre ellos,.
 Yo me sente en el murete al lado de su butaca , y simplemente me sente a contemplar lo que hacian estos dos muchachos sin pensar en que sucederia despues.
 Bueno, ellos no se incomodaron con mi presencia, seguian en lo suyo, levantaban sus polos, presionaban sus tetillas con los dedos, y luego cada uno succionaba la tetilla del otro, con mordiscos incluidos, y yo ahi, obervando de cerca, muy de cerca, podria decir que a menos de cincuenta centimetros de distancia,
 De pronto, los dos muchachos me observan y... con una mirada sugerente, me invitan a sentarme en el tercer asiento disponible...sin embargo yo me quede donde estaba, pues queria ver aun mas que es lo que iban a hacer estos muchachos, pues la calentura ya se me iba encendiendo.
 El mcuhacho de 23 se subio el polo e hizo que su compañero, un flaco de aproximadamente 26 o 27 años le succionara las tetillas, mientras lo hacia, me miraba, como invitandome a succionarle la otra tetilla. Yo aun no me animaba a entrarle al juego, queria ver aun un poco más.
 Es en ese  momento es que el flaco intentando agregar a otra persona mas al ruedo, sale de su asiento y se va al bloque izquierdo de asientos, dejandome solo con el muchachito de 23, y yo, ni corto ni perezoso, inicie ahi mi ataque.

Me sente a su lado, inicie el show chupandole las tetillas, el ademas deseaba mi verga, pues extendia su mano por sobre mi bragueta intentando sacarme la verga, yo acepte la propuesta , me desabroche el jean y lo baje hasta la altura de mis muslos, dejando mi verga y mis testiculos a su completa disposicion.
 Cuando esto sucedio, el flaco que se habia ido a sentar a otro lado regreso y sento al otro lado mio, es decir, yo estaba al medio de ambos.
Sin embargo eso no era todo, pues un curioso cuarto integrante se abalanzo sobre nosotros para chuparnos las respectivas vergas...era una locura !.
 El 4° se abalanzo primero sobre el flaco, succionandosela de manera desesperada como si hubiera sido la ultima pinga que chuparia en su vida, mientras me el chibolo me chupaba la verga y me dejaba meterle el dedo en su delicioso ano, de rato en rato dejaba de chuparmela para darme un chape delicioso, de esos que te dejan sin aire, el chibolo me mordia los labios, frotaba su lengua con la mia, me mojaba todo de tanta arrechura que teniamos ambos ...
 Cuando estabamos en pleno chape, el 4° integrante habia dejado de chuparsela al flaco para chuparmela a mi, y yo, estaba casi en la gloria, pues tenia a uno de ellos en mi verga, y al otro dandome unos besos deliciosos...para esto, el flaco para no quedarse en ascuas..comenzo a besarme las tetillas, y es ahi cuando llega el momento de la gloria...pues, tenia a tres puntas en una lujuria de sexo que jamas me imaginaria vivir en  un cine porno... jamas.
 Tenia yo a 3 tipos encima mio...inceible...al menos para mi, el 4° me mamaba la verga con locura y desesperacion, el muchacho me mordia los labios con arrechura, y el flaco me chupaba las tetillas....
 En un instante, el muchacho de 23 se pone de pie, y me pone la verga sobre la boca, y pues, continue chupandosela, mientras que por detras le abria el soberano culazo que se manejaba, y trataba de introducir mis dedos en su ano, el se oponia de rato en rato, pero luego accedia, ...
 A los pocos minutos siento que una mano más se cruzaba con la mia, intentando meter su dedo junto al mio en el ano de aquel muchacho. Cuando me di cuenta, habia alguien mas detras de aquel chiquillo, es decir , un 5° integrante mas al ruedo,  este 5° integrante ya se habia bajado el pantalon y puesto por detras del muchacho, ....quien le estaba haciendo una paja  mientras dejaba que dos tipos (nosotros) invadieran su culo con los dedos.
 El muchacho no aguanto mas la arrechura y ... senti que la cabeza de su verga crecia y...suaaaaaaaaa, se le vino toda la leche posible ....  , instantes despues, el flaco , quien estaba siendo succionado por el 4° , no aguanto mas y tambien la dio...el se paro y eyaculo hasta que los porongos le quedaran vacios,  eso fue una explosion de semen, juraria que llego a esparcir su semen a dos metros de distancia...y no exagero...no podia creer la cantidad de leche que salia de su verga...habra demorado por lo menos 30 segundos o un poco mas en botar toda la leche....si que estaba arrechisimo.....




______________________________________________________
Quieres contarnos tu experiencia dentro del cine porno? Cuentala
AQUI



Adaptado de http://www.radiomitos.cl/magazin/?p=87





Date una vuelta y descubre ese pervertido galán de alcantarilla que llevas dentro.

Disfrutar de una divertida jornada sexual en un cine implica toda clase de riesgos, no lo olvides. Tú déjate llevar…La mayoría de estos cines están en lugares de fácil acceso.

Si tienes tus propias experiencias o anécdotas, escríbelas acá. Es bueno compartir estas cosas; así nos sentimos menos canallas.

Es importante que leas con atención lo que sigue, pues aunque te parezca raro, hay también un protocolo que cumplir en la visita, o sea, desde que te encuentres cerca del cine deberás hacer algunas cosas y otras no - si quieres pasar piola, desde luego, mis preferidos son los que estan mas ocultos , desde luego. Te evitas la vergüenza que provoca el que te ampayen comprando una entrada para ver “Batallón anal” o “Métemela hasta que sangre”.

Cómo llegar y entrar lo más discretamente posible :

-Lleva monedas “no tengo cambio" podrian decirte , hoy todos me han pagao con billetes grandes. ¡saquen moneas, chiquillos o no entran!” Paltea un poco esperar el cambio.

- Ve el último día del mes o la primera semana. Como todos estamos recién pagados, destinamos ciertos recursos al weveo (buscar sexo sin remordimientos financieros). Hay más gente en esas fechas que en la última semana o a mediados de mes.Lleva contigo un flyer de un negocio cercano al cine. Si te encuentras a tu cuñado, tu vecino o tu jefe en la fila, le dices que buscas la dirección del flyer y te sales.Una vez en la entrada, no le pidas al acomodador que te guíe al asiento. El vejete anda con una linterna. Te verán todos los que están dentro.

Eso resta puntos para ligar. Mientras mas tiempo lleves en el cine, menos querrán hacerlo contigo. 

- Esfuérzate por demostrar que llegaste hace un par de segundos y que es la primera vez que vienes. - Pasa directo al baño. Te permitirá un primer cateo de la mercancía existente en el cine. Recuerda: lo que no se muestre a la luz del baño puede ser mal oliente, feo, excesivamente velludo, senil, portador de una ETS, muy usado o peor aun: un pene pequeño.Tómate tu tiempo. No te lances con lo primero que te llame la atención en el baño, si es que ocurre.

- No saludes ni hables. El cine porno se compara únicamente con un discurso de detención: tienes derecho a guardar silencio, todo lo que digas podrá ser usado en tu contra…Espera unos 10 minutos a que tus ojos se acomoden a la oscuridad de la sala. Antes de ese período no hagas nada de lo que puedas arrepentirte, como tocar o succionar. No es para nada edificante descubrirte haciéndole un mamón a esa loca fea, pasiva, desdentada y Cuma a la que siempre despreciaste en el sauna.Si te encuentras con algún conocido simula no haberlo visto.

- Ahórrate comentarios tales como “¡parece que me confundí de cine”! “¿No proyectan hoy la segunda par te de Amanecer? ”, etc. Nadie te creerá. Harás el ridículo. Si entraste a un cine porno eres porque tienes sexo con hombres o te gustaría tenerlo.

Cómo cazar dignamente, sin perder la salud y/o la billetera

- Lleva zapatos antideslizantes. Algunas salas XXX están excesivamente inclinadas y mojadas o tienen hileras de asientos rotas, esparcidas por el piso. Puedes tropezar, resbalar, caerte y hasta quedar embarazado sin enterarte, antes de que te saquen en camilla, con la cabeza rota, lo cual sería una vergüenza incluso para ti.

- Elije bien dónde sentarte o recostarte. Los asientos, paredes, pasamanos, puertas, etc, suelen estar pegajosos. No querrás salir del cine con una fea mancha en la camisa o en el pantalón. No creas todo lo que te dicen entre dientes. Más bien no creas nada de lo que te dicen. Frases como “Es la primera vez que vengo” “Acabo de llegar” “Vine a acompañar a un amigo” “No sabía que esto era así” o “Soy activo 100 x 100”, resultan ser falsas. 


- La mayoría de tus ahora compañeros de cine son versátiles o directamente dicho, perras pasivas. No hay activos en los cines porno. Hay hombres heteroweados calientes y maricones asumidos, dilatados y confesos.
Unos y otros sueñan con un pene venoso, cabezón y enhiesto. No es por ser freudiano, pero el falo suele regir la mayoría de las cosas. Un cine porno no es la excepción. 

- No vayas muy abrigado, La temperatura exterior suele variar con respecto a la temperatura de la salao maldecirás la hora en que escuchaste el consejo de tu abuelita o de la loca que da el tiempo en la tele. Te asarás de calor entre felatio y felatio.

- No dejes la chaqueta en el asiento de al lado. 
Una vez conseguido un tipo con el que tirar, vendrán otros a ver lo que hacen o participar de ello, algunos de ellos tienen muy mala "puntería" y apuntan para cualquier parte. Coloca la chaqueta en el espaldar del asiento de enfrente, a modo de percha. Presiónalo con una mano mientras haces lo otro con el resto de tu cuerpo. Así no podrán robar ni estropearte el modelito.

- Te recomiendo ir al cine XXX con el mínimo de documentos, de dinero, tarjetas de crédito, etc. Algo de lubricante y 

- Por lo menos 3 condones siempre resultan útiles. Los condones que no uses te servirán para canjear una posición cómoda entre el tumulto que mira o participa en el manoseo a ese exquisito flyte de zapatillas blancas, buzo y capuchón de rapero. No es que el flyete sea necesariamente activo o dotado, pero las zapatillas blancas, el buzo y el capuchón lo hacen irresistible. Da lo mismo que la tenga chica o que se pasivo: parece heterosexual y eso basta.

- Nada de penetrar o ser penetrado sin condón
Procura que la tentación no te venza, cuida donde pones la boquita: aunque en niveles muy bajos, existe riesgo de adquirir VIH mediante el sexo oral. Otras enfermedades como la hepatitis B, los papilomas y la blenorragia pueden adquirirse también por la boca. ¿Necesitas más? Por desgracia tengo espacio limitado en este portal. Me encantaría seguir recomendándote qué hacer y en dónde, pero, mal que me pese, se me acaba el espacio.




Hola de esto ya hace algunos años (mas o menos yo tenia aprox. 28 años) ahora ya no funciona, y luego de los ultimos acontecimientos no se si seguira funcionando el de arriba, pero bueno como preambulo les contare que siempre me han atraido los travestis



Pero e tenido pocos encuentros con ellos, en uno de estos encuentros me fui al cuarto de uno de ellos por La Victoria , yo tendria 20 años, le hice el amor nos dimos nuestras caricias de rato en rato y me quede dormido, de pronto senti q el me abrazaba por la espalde y tenia su pene erecto q empezaba a sobarlo con mis nalgas, NUNCA HABIA HECHO DE PASIVO, pero algo paso como dice la cancion luchaba entre el sigue y el detente, realmente era una sensacion unica y me gustaba, yo me hacia el dormido y el seguia abrazando mi cintura sobandome y besandome la espalda, de pronto senti q habria mis nalgas y me asuste le dije q pasa, y el tambien se asusto me dijo NADA NADA, y ahi quedo.

Bueno esto me dejo marcado empece a asistir a cines porno, el colon y el Le Paris, me gustaba este ultimo conocia amigos que me la chupaban y cuando queriamos nos hibamos al baño y los cachaba, solo a eso llegaba y era suficiente la pasaba bien.

Un dia estando en el cine se sento a mi lado un hombre de unos 40 años, estaba limpio, perfumado, bueno como sucede chocaron nuestras, rodillas y nuestras manos en forma casual, al rato estabamos acariciandonos, un poco de conversacion, RECIEN HAZ LLEGADO, SIEMPRE VIENES, ETC.., me empezo acariciar por encima, luego metio la mano, me abrazo y me empezo a besar el cuello, me di cuenta que realmente me exitaba, o abraze y toque por encima de su pantalon estaba duro, segiamos abrazados, me empezo a decir cosas ricas al oido, estab FULL EXITADO, depronto senti sus labios besandome,NUNCA lo habia echo pero fue lo mas delicioso en mucho tiempo correspondi ardientemente, para esto estabamos parados en un rincon.
Luego de un buen rato, bajo besando mis tetillas y metio su boca en mi pinga me la chupaba fenomenal, yo tenia mi pantalon hasta las rodillas, de pronto senti otras manos que me sobaban mis nalgas, habia una persona a mi costado y otra adelante q sobaban mis nalgas y mis piernas, el saco su boca de mi pinga inmediatamente la que estaba adelante se avalanzo a chuparla, mientras el que estaba al costado me besaba mis nalgas, mi amigo me beso y me dijo al oido, MIRA LAS PASIONES QUE HAZ ENCENDIDO. 

Al rato me empezaron hacer el beso negro y senti q ese fue el fin (desde ese dia se que es mi total debilidad) con el perdon de la palabra me converti en una PUTA empece a gemir mi amigo me decia que me callara, me besaba para q no hiciera ruido pero para mi era el paraiso, sin pensarlo dos veces saque la pinga de mi amigo y la empeze a chupar, el que estaba adelante se paso a lado de mi amigo para que se la chupe tambien, fue increible no se cuantas personas me vieron en ese momento la exitacion estaba en su climax, todos nos vinimos sin tocarme la pinga eyacule, quede axhausto y avergonzado por lo que habia echo, dias despues de miedo pues las chupe sin condon, estuve vaios meses asustado hasta descartar cualquier enfermedad, han pasado tantos años y aun recuerdo ese encuentro